Grupo Amicalia

Blog

Algunos consejos para fotografiar platos de comida

Es una fiebre. Las redes sociales han disparado tus ganas de fotografiarlo todo y, por supuesto, también la comida. Fotografiar platos de comida, ay… Sobre todo esos platos que te da pena destruir con el cubierto porque sólo con verlos ya te sacian. Lo vemos a diario en cualquiera de los locales de Amicalia: llega el plato a la mesa y cuando menos te lo esperas ya nos están etiquetando en Instagram. Eso nos gusta, queridos foodies.

Pero si cuando hacéis fotos de vuestros hijos, de vuestras piernas en la playa o de vuestro perro agarrando un disco en el aire, quieres que la imagen sea perfecta, cuando le “disparáis” a un plato de comida no podéis ser menos exigente. La comida, igual que tú, también tiene un perfil bueno. Por eso nos hemos planteado echaros una mano dándoos estos prácticos consejos.

Para que las fotos de los platos queden apetitosas

1.- No uséis jamás el flash del móvil. ¡Jamás! Con él podéis conseguir que un plato de alta cocina se convierta en algo horrible. Usad siempre la luz natural, en la medida de lo posible.

2.- Busca el encuadre perfecto. Los planos cenitales pueden ser traicioneros; lo más atractivo es fotografiar los alimentos situando la cámara a la misma altura. De esta manera consigues captar el volumen del conjunto.

3.- Ojo con el enfoque. Antes de publicar tu foto, comprueba que todo está perfectamente enfocado. Repítela, si hace falta. Una imagen desenfocada puede desmerecer el plato.

4.- La comida siempre tiene que ser la verdadera protagonista. Que, por favor, no le resten atención los cubiertos, las copas o las servilletas, por muy monas que sean.

5.- ¡Quita esa mano de ahí! Ya, ya, no hace falta que os lo digamos, ya, pero sí: nada de meter las manos delante del objetivo. Que la comida ocupe todo el escenario.

 

próximo puesto

Atrás puesto

Deja tu comentario

© 2017 Grupo Amicalia