Grupo Amicalia

Blog

En Arallo Taberna estamos hasta el tuétano

Ahí está otra vez ese hueso del demonio, dirán algunos con cara de circunstancias antes de probarlo. El tuétano es tendencia y os lo vais a ir encontrando por ahí. Es posible que hace años esto fuera impensable pero en los tiempos que corren, en el mundo gastro, no hay casi nada que no se pueda alcanzar. En Arallo Taberna lo cocinamos rico, de hecho hay quien dice que es uno de los platos estrella de nuestra carta.

Es cierto que lo del tuétano no es nuevo. Siempre estuvo vinculado a los platos de cuchara, a la cocina castiza, a ese cocido de toda la vida. En las cartas de algunos bares bandera de la gastronomía típica española, el tuétano siempre ha tenido su hueco. Ahora la cosa es distinta: son muchos los chefs que, como el nuestro, incluyen el tuétano en sus menús y juegan con él. Lleva un tiempo imponiéndose en platos de inspiración mexicana o japonesa. En Arallo Taberna, por ejemplo, lo ponemos sobre una brasa y el resultado es brutal.

Tuétano de Arallo Taberna.

Tuétano con tartar de cadera de vaca rubia gallega

El horno de brasa de Arallo Taberna es un infierno. Pero de los que dan un fruto maravilloso. Poder disfrutar del ahumado que da esta cocina en un local, es algo que solo está a la altura de unos pocos lugares.

Pero si hay un demonio que sale de ese infierno sin parar en Arallo Taberna, es el tuétano con tartar de cadera de vaca rubia gallega. Cocinada y servida en su propio hueso, esta delicia no apta para mojigatos, no para de servirse.

Con su puntito picante, y su juego de texturas (sí, hemos dicho texturas, como en las publicaciones gastropijas) te deja con ganas de pedir más. Y más. Y otro más para mi amigo.

Que en Arallo Taberna estamos hasta el tuétano es una realidad y además lo decimos orgullosos.

 

próximo puesto

Atrás puesto

Deja tu comentario

© 2017 Grupo Amicalia